LGTBIfobia-AntiLGTBIfobia

Giorgio Agamben (2006) indicó que la política occidental es co-originariamente biopolítica, pues establece cesuras sobre la base de las vidas que se “hacen vivir” (bios) frente a las que pueden matarse (zoé). En otros términos: la política occidental supone un ejercicio de administración sobre la vida, definido por la ‘sub-humanización’ de determinados cuerpos que son ubicados en posiciones de vulnerabilidad. La distribución diferencial de la precariedad, como ha mostrado Butler (2002, 2004, 2009), funciona produciendo ‘cuerpos que importan’, vidas que gozan de protecciones, frente a aquellos que no importan, esto es, vidas que pueden ser sacrificadas para asegurar el mantenimiento de la comunidad política. Es justamente la condición de ser ‘cuerpos desechables’ una de las razones que han posibilitado tejer diversas alianzas entre los feminismos, las apuestas en torno a la disidencia sexo-genérica, las perspectivas animalistas y las antiespecistas. En resonancia con lo aquí dicho Preciado afirma lo siguiente:

Somos los jacobinos negros y maricas, las bolleras rojas, los desahuciados verdes, somos los trans sin papeles, los animales de laboratorio y de los mataderos, los trabajadores y trabajadoras informático-sexuales, putones diversos funcionales, somos los sin tierra, los migrantes, los autistas, los que sufrimos de déficit de atención, exceso de tirosina, falta de serotonina, somos los que tenemos demasiada grasa, los discapacitados, los viejos en situación precaria. Somos la diáspora rabiosa. Somos los reproductores fracasados de la tierra, los cuerpos imposibles de rentabilizar para la economía del conocimiento, (PRECIADO, 2013, p. 12).

Es menester, pues, establecer alianzas oblicuas entre todas aquellas formas de vida desechadas por la ficción humanista. Apostar por otros modos de habitar lo común entre cuerpos y por otras políticas de lo viviente que no reproduzcan esa “matriz inmunitaria y sistemáticamente violenta del individuo (neo)liberal, capitalista, propietario, su cuerpo privatizado y conyugalizado”

Imágenes: Portada fondo blanco, animal geométrico, texto lgtbifobia. Imagen del texto: fondo negro, anima geométrico, texto antilgtbifobia.