Ser una persona activista antirracista y antiespecista

Ser una persona activista antirracista y antiespecista a veces es complicado porque dentro del movimiento antirracista te encuentras con el especismo y dentro del movimiento antiespecista te encuentras con racismo. Creo que de esta manera es muy difícil entender qué es lo que nos daña a todes y qué es lo que va a continuar mermando la tierra, los animales y las personas. Por mucho que estés desconstruide en una lógica de dominación, si no trabajas en la otra, este sistema se va a mantener. Seguiríamos en un mundo con veganes racistas y personas racializadas especistas, con lo que el racismo y el especismo se van a mantener. No importa lo que luchen los grupos por separado si no respetan al otro. Finalmente, supone que cuando luchas por una cosa en uno de estos grupos, tienes que olvidarte un poco del otro para sobrellevar el espacio; y esto no es una solución en absoluto. Es duro el muro que separa ambas luchas y las reticencias de les participantes de ambas para ver lo que hay más allá pero, bueno, mantengo la esperanza gracias a ciertas personas que tengo a mi alrededor, quienes me permiten unir estas dos luchas, y a otras tantas que no conozco, que sigo por redes y me inspiran para seguir adelante de la mano del antirracismo y el antiespecismo. Son luchas distintas, pero ninguna más importante que la otra.

@JD.HITCH_